Decorar con verde – consejos e ideas

El verde es un color tan hermoso. Estalla en frescura y es un color generalmente asociado con la naturaleza. En la decoración de interiores, el verde no es el tono más común pero, cuando se usa correctamente, puede tener un efecto sorprendente. Cualquier habitación puede usar un toque de verde. Se puede utilizar como color principal o como color de acento. En cualquier caso, es un tono muy vibrante y dinámico que representa el elemento que tu decoración necesitaba para destacar. A continuación, hemos seleccionado algunos interiores muy bonitos con detalles en verde y te invitamos a analizarlos con nosotros.

Suelos verdes.

Una forma de introducir un toque de verde en tu hogar es utilizarlo para el suelo. En este caso, ya no necesitas otros puntos focales y puedes mantener una decoración neutra para el resto de la habitación. Sería un inesperado toque de color que haría que toda la habitación se sintiera más dinámica y audaz. Otra opción similar sería optar por alfombras o moquetas verdes.

Techos verdes.

Otra forma interesante de utilizar el verde en la decoración de interiores es a través del techo. Un techo verde también sería una característica inesperada que cautivaría instantáneamente la decoración. También puedes aprovechar para crear bonitos contrastes pintando las paredes de blanco u optando por una interesante lámpara de araña o colgante. En esta sala de estar, el tono verde ligeramente oscuro utilizado para el techo interactúa a la perfección con el suelo de madera y las paredes doradas.

Sofá verde y cortinas.

En el caso de este espacio familiar, la decoración se mantuvo muy sencilla. La paleta de colores solo incluye tres colores. Uno de ellos y el más importante de todos es un blanco crujiente. Se utilizó para las paredes, el techo y para la mayoría de los muebles. El piso tiene una mancha oscura mientras que el tercer color es verde. Es un color de acento muy hermoso, especialmente en combinación con el blanco. Se utilizó para el sofá y las cortinas y el efecto es refrescante y muy chic.

Verde en la cocina.

Como ya hemos mencionado, el verde es un color hermoso que se puede usar en cualquier habitación. Vamos a empezar ahora con una cocina verde . La decoración es ecléctica y el verde es uno de los colores principales. Casi infunde todo el espacio. Se usó un tono de verde pálido para las paredes mientras que un tono más brillante se usó para el backsplash, las superficies de trabajo, la isla de la cocina y también para las sillas de comedor que también introducen otro color muy hermoso en la decoración: bleu ciel.

Verde en el dormitorio.


Dado que el dormitorio es un espacio diseñado para la relajación, que necesita sentirse tranquilo y sosegado, los tonos fuertes de verde no son la mejor opción en este caso. Sin embargo, un tono más oscuro de verde sería una buena elección. Úselo para detalles de acento como las cortinas o las almohadas y cojines. Una pared de acento o una parte de la pared con lo mismo tampoco sería una mala idea.

Verde en el baño.

En el baño, los colores como el verde y el azul siempre son buenas opciones. El azul recuerda al agua, mientras que el verde es muy fresco y vibrante y, por lo tanto, es un gran color para este espacio. Pero esto no significa que tengas que exagerar al usarlo. Unas paredes de acento verde o algunas características de acento serían suficientes para hacer que la habitación se sienta fresca y acogedora.

Accesorios de salón verde.

El living es un área social y esto le permite tener una decoración ligeramente dinámica y colorida. Sin embargo, cuando quieres mantener un look elegante, tienes que limitarte a usar colores fuertes con mesura. Una forma muy elegante de usar el verde en la sala sería a través de detalles de acento y complementos como los cojines, las cortinas, las plantas frescas e incluso algunos muebles.

Espacios verdes de entrada.

Siempre es una buena idea optar por una decoración dinámica para la entrada. Es el estallido de energía que tú y tus invitados necesitan al entrar a la casa. Al utilizar el verde, se asegura el dinamismo incluso sin utilizar este color en grandes cantidades. Por ejemplo, pinta una pared de verde o añade un toque de color a la pared de tu escalera.

Puerta de entrada verde.

La puerta de entrada a menudo se descuida y la mayoría de las personas optan por colores neutros, más comúnmente blanco o negro. Sin embargo, la puerta de entrada puede ser la clave para añadir un toque de color a tu hogar y crear un punto focal para la fachada. Es una forma de llamar la atención y crear una primera impresión dinámica para sus invitados incluso antes de que entren en su casa.

Fuentes de imágenes: 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , 6 , 7 , 8 y 9 .