El colgante doble industrial Polea

La polea es un invento simple que no solo tiene beneficios funcionales sino también implicaciones estéticas. Un hermoso ejemplo sería este colgante doble de polea industrial. Es una reproducción exacta de una lámpara antigua y funciona con un sistema de poleas fundidas a presión. El colgante tiene un diseño simple con fuertes influencias industriales, como el que inspiró su diseño. Se mueve hacia arriba o hacia abajo para dar luz a un espacio determinado o para enfocar la luz en un área específica. Esto es posible gracias a un contrapeso que le permite mantener su posición.

Disponible al precio de $329 , este hermoso colgante sería una adición distinguida y única a una variedad de decoraciones de sala de estar y también sería un foco interesante para el comedor, encima de la mesa.

La estructura del colgante es de metal con aspecto de hierro fundido con acabado bronce. Tiene dos pantallas sencillas y elegantes realizadas en cristal transparente estriado. La posición del colgante se puede ajustar con una manija central. Utiliza dos bombillas de 60 W máx. y sus dimensiones generales son 12½” de diámetro, 32″ de ancho x 35″-60″ de alto. Proporciona una luz cálida y difusa y funciona muy bien con las bombillas incandescentes Edison frost que se pueden comprar por separado y que combinan con la textura de las pantallas y con todo el diseño industrial pero delicado.