Cómo decorar con detalles dorados

Ciertos colores se usan mejor en pequeñas cantidades. Es el caso del rojo o el dorado, que son maravillosos colores de acento. Sin embargo, incorporarlos en la decoración es complicado y requiere una planificación cuidadosa. Cuando se trabaja con acentos dorados, hay muchas maneras en las que se puede usar el color para resaltar ciertos detalles en el diseño.

Por ejemplo, este es un hermoso ejemplo de cómo el oro como color puede elevar un diseño simple y darle un aspecto elegante y sofisticado. Cuando se usa en combinación con colores puros y neutros como el blanco, el dorado se vuelve femenino y bastante versátil.

Por otro lado, cuando se usa en combinación con el negro, el dorado a menudo crea una apariencia sofisticada y algo conservadora. Este es un combo clásico y los elementos dorados generalmente se usan para delinear ciertos patrones o formas.

Para crear un hermoso equilibrio, pruebe con una combinación de blanco y negro con algunos toques dorados. Por ejemplo, algunos cojines dorados en el sofá y un reloj de pared dorado. El resto de la decoración es muy sencilla en cuanto a colores pero no monótona gracias a la variedad de estampados incluidos.

Si bien el dorado es un color llamativo, difícil de ignorar incluso cuando se usa en pequeñas cantidades, es posible hacer que se mezcle. Por ejemplo, la mesa auxiliar dorada, las otomanas y las almohadas están dentro de un entorno contrastante que incluye elementos de madera con un hermoso color. muy cercano al de los acentos dorados.

Por lo general, el oro se usa en los diseños de interiores tradicionales para agregar elegancia a un espacio, para que se sienta sofisticado. El enfoque no está necesariamente en crear fuertes contrastes con este color.

Otra posibilidad es usar oro en un ambiente ecléctico para crear puntos focales. Por ejemplo, un patrón geométrico en una de las paredes transforma esta superficie particular en la atracción principal. {Encontrado en pinkdoordesigns }.

En interiores modernos y contemporáneos, el dorado suele ser más llamativo. Aprovecha varias texturas para destacar y se utiliza para crear contrastes y efectos visuales llamativos.

Por supuesto, el oro no tiene que ser llamativo. En un espacio como el dormitorio, el ambiente debe ser relajante y relajante y esto no excluye el uso de elementos dorados. De hecho, pueden llegar a ser características maravillosas.