Ideas de centros de mesa de acción de gracias de calabaza para su mesa de comedor familiar

Con la temporada de Acción de Gracias acercándose, es posible que haya comenzado a considerar cuál será la configuración de su mesa de Acción de Gracias este año.

Si eres el anfitrión de la comida, probablemente te vendría bien un poco de inspiración para idear una manera hermosa, única y (quizás sobre todo) sencilla de decorar el paisaje de mesa . Buenas noticias: Esas dulces calabacitas blancas pueden ser tu punto de partida, y una hermosa y atractiva pieza central de Acción de Gracias no está muy lejos.

 

Ideas de centro de mesa de acción de gracias con calabazas blancas

En este artículo, verá un método paso a paso para armar un centro de mesa de Acción de Gracias con calabazas blancas. El primero es un aspecto más rústico, el segundo es más clásico. De cualquier manera, puede elegir de la colección de fotos aquí qué detalles se adaptan a su propio estilo, espacio y experiencia de vacaciones. Disfrutar.

Las minicalabazas blancas están fácilmente disponibles en esta época del año, desde los mercados de agricultores hasta las tiendas de comestibles, seguramente encontrará los tamaños y formas que le gustan. Estas sencillas bellezas cremosas son un encantador catalizador central : blanco para dar una sutil elegancia a la mesa y lo suficientemente cálido como para sentirse como en otoño.

Centro de mesa rústico de acción de gracias con calabazas blancas

Lo principal que debe recordar sobre la decoración rústica de Acción de Gracias es, en una palabra, la textura. La arpillera proporciona una hermosa textura de tejido suelto. Hay una variedad de opciones de color disponibles en arpillera, pero lo natural siempre sienta una base hermosa.

Reúna artículos en toda su casa que se parezcan a un tejido de canasta o vides de uva. Una cornucopia tejida funciona maravillosamente en la mesa de Acción de Gracias.

Si no puede encontrar canastas o artículos tejidos que le gusten, considere salir al aire libre y encontrar algunas de las decoraciones naturales de la Madre Naturaleza: las piñas están en la parte superior de esta lista. Asegúrate de lavarlos suavemente con agua caliente si los vas a usar en tu mesa de comedor.

Otra decoración genuinamente natural que puede usar en su mesa de Acción de Gracias son algunas tapas de trigo o hierba. Algunas puntas escasas pueden lucir tenues y dulces y le dan a tu centro de mesa un agradable toque vertical; un puñado de hierba se vería bien en un jarrón más grueso. Asegúrese de considerar las alergias estacionales de los huéspedes con esto.

Mientras compra su casa o busca en la ciudad algunas cosas para llenar los espacios en su centro de mesa de Acción de Gracias, podría considerar gravitar hacia piezas ligeramente oxidadas. En el centro de la mesa, estos (incluso el óxido real) dan un atractivo auténticamente rústico.

Podría detenerse allí, con la textura y la naturaleza, y crear un hermoso centro de mesa rústico de Acción de Gracias alrededor de las calabazas blancas. Y también podría buscar proporcionar un poco de brillo.

Algo brillante o brillante en la misma familia de colores que el resto de su decoración rústica (por ejemplo, esta calabaza artesanal con lentejuelas o una mini calabaza pintada con aerosol dorado) contribuirá en gran medida a que la pieza central se vea y se sienta más festiva.

Por último, pero no menos importante, una forma sutil de agregar variaciones en el brillo es incorporar un poco de vidrio transparente: un jarrón o dos, o incluso un espejo que se pueda colocar plano. Estos mantienen la paleta de colores au natural, pero agregan un elemento de brillo que es importante para muchos cuando comen.

Ahora que ha reunido sus artículos, es hora de dejar que la creatividad entre en acción. Comience con su mantel y/o camino de mesa. En este caso, un corredor de arpillera sobre la mesa sencilla es la base de la pieza central rústica de Acción de Gracias .

Siguiendo la inspiración de este artículo sobre la decoración creativa para el otoño con una simple vela blanca, elija algo que agregue un poco de altura a su centro de mesa. En este caso, nos inicia una botica de cristal transparente con una vela blanca gruesa y unas alubias blancas pequeñas.

Asegurándose de que las calabazas blancas sean una parte integral de la pieza central, están dispuestas casualmente aquí, «derramándose» fuera de la cornucopia.

Mantenga el equilibrio manteniendo separados los dos elementos de decoración más grandes (aquí, la cornucopia y el boticario). Distribuya el uso de calabazas blancas en toda la pieza central para que puedan ser un «tema» de conexión. Si vives según el adagio, «menos es más», es posible que hayas terminado aquí y ahora con tu centro de mesa de Acción de Gracias.

Sin embargo, si desea un poco más para su fiesta navideña, considere colocar un espejo u otro objeto brillante sobre la mesa. Tenga cuidado de combinar un brillo con una textura para mantener el equilibrio. Particularmente cuando el brillo es reflectante (como un espejo), y ese reflejo resalta la textura, obtienes un gran rendimiento por tu inversión en texturas.

Con la cornucopia y las piñas juntas, hay una masa visual de textura natural que, si bien es bonita, se siente un poco pesada. Rompe tales masas (incluso cuando las texturas son diferentes, todavía se leen como iguales) con algo opuesto. En este caso, una calabaza dorada con lentejuelas .

En un esfuerzo por equilibrar las luces y las sombras a lo largo de la pieza central, se agruparon algunos tiradores de gabinetes de ruedas de carretas blancas oxidadas con la cornucopia, mientras que las piñas se colocaron más a un lado con velas blancas, frijoles blancos y calabazas blancas.

Otro detalle a tener en cuenta es el equilibrio entre grande y pequeño, claro y oscuro, texturado y suave. Estas bellotas de bricolaje encajan muy bien en la pieza central para llenar algunos espacios en blanco. Nuevamente, esto es una cuestión de preferencia: puede agregar más o quitar los elementos que se muestran aquí para satisfacer sus gustos.

Hay algo delicioso, para mí, en dos calabazas sentadas una al lado de la otra, una completamente resplandeciente y la otra tejida con vides de uva. Y, junto a estos, una piña genuina y una bellota artificial. Me encantan las agrupaciones de esto.

El cuerno de la abundancia (cornucopia) es particularmente divertido de decorar, ya que se ve mejor cuando está lleno hasta el borde.

Y nuestras mini calabazas blancas son el anfitrión perfecto para todas las cosas. Natural, elegante, distinto, suave y perfectamente proporcionado a la pieza central.

Algunos ajustes de lugar simples completarán la pieza central rústica de Acción de Gracias. ¿No te sientes como en casa ?

Feliz Día de Acción de Gracias rústico , orgánico, terroso y moderno.

Centro de mesa blanco simple de acción de gracias con calabazas blancas

Si quieres darle a tu mesa de Acción de Gracias una estética un poco más clásica y/o formal, tus calabazas blancas te servirán bien.

Colocar las calabazas en algún tipo de «montaje» (como estas bandejas hexagonales de mármol con pan de oro súper simples ) hará que se vean más formales y elegantes, sin quitarles su alma otoñal.

Un esquema de colores para darle un aspecto más refinado a la pieza central es bastante simple: blanco y dorado.

Mezcla tus calabazas blancas con los objetos dorados, como candelabros dorados . Te lo digo, estas calabazas blancas son increíblemente versátiles. Se mueven bien en cualquier multitud.

Si tiene velas en los candelabros, querrá incorporar otro objeto con cierta altura (a menos que las velas estén centradas en la pieza central). Una jarra grande o un jarrón harán el truco. Si tiene grandes flores de hortensias blancas para rellenar la parte superior, eso sería aún mejor.

Similar a la decoración de la mesa rústica, no tenga miedo de mezclar las calabazas a lo largo de su centro de mesa blanco de Acción de Gracias. Crean la costura que une todo el look, incluso si las piezas en sí mismas no son exactamente compatibles por derecho propio. (O incluso si lo son).

Parte 2: Centro de mesa blanco simétrico de Acción de Gracias

Para ser honesto, había algo en esa jarra grande, gruesa y vacía que no me convencía de un centro de mesa más elegante para el Día de Acción de Gracias. Si te gusta el look, genial, deja que te inspire para la fiesta de este año.

Centrando el objeto más alto, en este caso las velas cónicas blancas, puede colocar objetos y avanzar hacia afuera. Use algún tipo de variación simétrica: vaya de la más alta a la más baja, o de la más significativa visualmente a la más pequeña, o de la más oscura a la más clara, o algo así. Pero use esto como una guía; no tiene que ser demasiado estructurado.

Cuando pones la mesa para el Día de Acción de Gracias con un centro de mesa de este tipo, es posible que te gusten los ambientes sencillos y ligeros… con un toque de oro.

Estos platos más grandes se encontraron este año en una tienda de dólar, y me gusta la estructura que le dan a la mesa.

Si bien la pieza central puede preparar el escenario y ser un tema de conversación, es realmente la compañía y el amor lo que hace que el Día de Acción de Gracias sea lo que es.

Pero un hermoso centro de mesa de Acción de Gracias muestra a tus invitados lo que sientes por ellos, y hace que la comida se distinga como algo especial. Y pensar que todo empezó con unas mini calabazas blancas.